Síguenos 
¿WiFi Lento? ¿Cómo compruebo mi velocidad?
El eterno dilema entre la velocidad que se recibe y la que se contrata.

Entendiendo el Test de Velocidad

En una sociedad mega-conectada y regida por el dominio de Internet, las Redes Sociales y el incremento del teletrabajo; muchos de nosotros nos hemos preguntado si nuestra Operadora realmente nos otorga la velocidad de Internet que hemos contratado.

La normativa permite a los ciudadanos abrir una reclamación ante la Oficina de atención a Usuarios de Telecomunicaciones de forma electrónica si crees que no recibes la velocidad mínima establecida en el contrato de servicio, pero antes de embarcarte en el proceso, déjanos contarte cómo deberías comprobar tu velocidad y saber si realmente es la más adecuada.

Es importante entender los tres actores principales, y qué responsabilidades y obligaciones asume cada uno de ellos para poder alcanzar la velocidad deseada:

black network switch with cables

Operador

Router

woman in white shirt using smartphone

Cliente

Operador

El Operador es el responsable de ofrecer el servicio de Internet. Las tarifas más comunes de fibra suelen ser de 100, 300, 600 ó 1000 Mbps, pero, nuestros dispositivos están preparados para recibir toda la velocidad contratada? 

En muchas ocasiones, nuestro entorno no tiene la capacidad de abarcar todo el ancho de banda que nos ofrece el Operador. A continuación os explicamos qué otros dos elementos influyen en la ecuación, y porqué aunque tengamos una conexión de 1 Gbps (o cualquier otra), nuestro móvil o dispositivo electrónico no es capaz de alcanzar esa velocidad.

Router

Ajeno a la tarifa de Internet que contratamos, el Router es un elemento importante ya que éste permitirá que la conectividad que recibamos se de alguna manera, de mayor o menor velocidad al conectarnos a la red. Hay muchos factores que influyen en el resultado final, pero cuatro de los más destacados son: categoría de WiFi, configuración MIMO, velocidad throughout y selección de bandas.

Categoría de WiFi: un Router (o cualquier equipo con conexión WiFi) puede ser compatible con diferentes estándares. Esta compatibilidad depende de la composición del Hardware, o de los chipsets escogidos a la hora de desarrollar el producto. Los estándares más comunes en el mercado y utilizados por la gran mayoría de Operadores son WiFi 4, WiFi 5 y WiFi 6. 

Configuración MIMO: un Router (o cualquier equipo con conexión WiFi) tiene una configuración de antenas. Lo más habitual en un Router de Operador es encontrarse con un equipo MIMO 2x2  (dos antenas) o MIMO 4x4 (cuatro antenas).

Velocidad Throughout: esta velocidad es la máxima teórica asociada a cada estándar WiFi, y se basa en la arquitectura del propio chipset. El WiFi 6 puede alcanzar un throughout máximo teórico de 9,6 Gbps, mientras que el WiFi 5 se limita a 3,5 Gbps y el WiFi 4 a 600 Mbps.

Que un Router sea WiFi 5 no quiere decir que su velocidad de conexión pueda alcanzar los 3,5 Gbps. Son velocidades teóricas y alcanzables si desarrolláramos un Router "a plena capacidad". 

Las velocidades máximas que suelen ofrecer los Operadores serían 300 Mbps para un Router WiFi 4, 1200 Mbps para un Router WiFi 5 y 1800 Mbps para un Router WiFi 6.

Selección de Bandas: el WiFi se distribuye mediante bandas de frecuencia, principalmente la de 2.4 GHz y 5 GHz. Un Router WiFi 4, por protocolo, únicamente podrá distribuir señal WiFi a través de la red de 2.4 GHz; mientras que un Router WiFi 5 y WiFi 6 puede hacer uso de la banda de 2.4 GHz y 5 GHz.

En términos prácticos, podemos decir que la banda de 2.4 GHz permite una menor velocidad pero una mayor propagación en la distancia, mientras que la red de 5 GHz permite una velocidad de conexión superior cuando estás cerca del Router pero se dispersa cuando te alejas del foco.

Si dispones de un Router WiFi 5 con bandas de 2.4 GHz y 5 GHz, tu dispositivo puede conectarse a la de 5 GHz cuando estás cerca para disfrutar de una alta velocidad y cambiar a la banda de 2.4 GHz cuando te alejas para garantizar una conexión estable, aunque con menor velocidad.

Cliente

El Router y el dispositivo del Cliente siempre trabajarán bajo los parámetros mínimos comunes que soporten ambos terminales por igual.

Por ejemplo, si un Router es WiFi 5 y un móvil es WiFi 6, siempre trabajaran bajo los estándares de WiFi 5. Si un ordenador gaming tiene un throughout máximo de 1 Gbps pero nuestro Router es WiFi 4 con una velocidad máxima de 300 Mbps, nunca podremos alcanzar más allá de los 300 Mbps.

Cada uno de los dispositivos WiFi de cliente (móvil, tablet, ordenadores, smartwatch, consola, televisión, etc.) dispone de las mismas características que un Router de Internet. La relación entre todos los elementos descritos anteriormente nos ayudará a saber si podemos alcanzar o no la velocidad contratada con nuestro Operador.

Si un usuario dispone de un dispositivo WiFi 5, lo más habitual es que reciba una velocidad máxima de 546 Mbps, aumentando hasta los 840 Mbps si el equipo es WiFi 6. En el caso de un dispositivo WiFi 4, el máximo teórico que se puede alcanzar son los 91 Mbps.

Todas estas métricas son velocidades máximas teóricas y se basan en unas condiciones óptimas, aunque en la práctica, existen muchas variables como distancia, ruido, número de equipos conectados, configuración indebida, etc. que afectan de manera notable a que el usuario pueda percibir que la velocidad contratada no es la recibida.

Velocidad real máxima estimada con WiFi 4, 5 y 6.

Test de Velocidad por Cable y la CNMC

Recibir menos velocidad WiFi de la contratada puede que no sea culpa de tu Operador, ya que depende de factores que no se pueden controlar, y muchas veces recaen sobre el propio dispositivo de cliente. Pero entonces, porqué algunos Operadores ofrecen 1 Gbps si el máximo teórico de un equipo WiFi 6 es de 840 Mbps?

La única forma de comprobar que la velocidad real que recibes es la misma que has contratado es ejecutando un test de velocidad con un equipo conectado físicamente por cable a un puerto del Router, desconectando todos los equipos para no influir en el resultado. 

La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha anunciando recientemente que va a desarrollar un test de velocidad oficial en España con datos certificados, y poner a disposición de cualquier usuario una herramienta para validar la velocidad de conexión real. ¿Ayudará a los usuarios a corroborar la velocidad de conexión recibida con su tarifa contratada?

Nuestra Conclusión

Como fabricante de Routers, aconsejamos que el usuario averigüe a qué categoría de WiFi corresponde su dispositivo. La realidad es que habituamos a utilizar equipos conectados por WiFi, y todos aquellos conectados por cable al Router quedan en un segundo plano. Conocer qué capacidad tiene tu equipo te permitirá saber si puedes optar a más o menos velocidad de conexión.

Cuando contrates y te instalen el Router en casa, es importante saber qué tarifa es la más adecuada al uso y a los terminales que se van a conectar a la red.

En NuCom disponemos de toda clase de Routers, desde WiFi 4 hasta WiFi 6, con servicios adicionales como VoIP - pero siempre adaptados a las necesidades del Operador.


Compartir

Alianza Estratégica con S&T Iskratel
NuCom y S&T Iskratel anuncian un acuerdo de Partnership