EL DESENCUENTRO INSTITUCIONAL DE LA INAUGURACIÓN, LA PRESENTACIÓN DE MENOS DISPOSITIVOS QUE OTROS AÑOS Y EL PREMIO AL IPHONE X CONVIERTEN EN ATÍPICA UNA EDICIÓN MARCADA POR LA INMINENTE LLEGADA DE LA PRÓXIMA GENERACIÓN DE RED

Con la jornada de este jueves, el MWC 2018 se despide hasta el año próximo año. La edición de 2019 (del 25 al 28 de febrero) se sitúa ya a las puertas de la llegada de la red 5G.

Lo que en los congresos anteriores era un concepto en desarrollo y todavía en fase experimental es ahora una tecnología ya mucho más madura. Algunos operadores han desvelado sus planes para comenzar este mismo año a desplegar la red del futuro, aunque los dispositivos móviles todavía no están preparados para sacarle partido.

Los operadores han desvelado sus planes para comenzar a desplegar la red del futuro, aunque los móviles todavía no están preparados para sacarle partido

El presidente de Ericsson Börje Eckholm habló de “importantes avances” y recordó que el desarrollo de la red 5G es una necesidad para poder canalizar el creciente flujo de datos y dar servicio a un número de dispositivos que crece exponencialmente. El coche inteligente, la casa conectada… en el horizonte de 2020 se sumarán muchos otros, incluyendo usos que “ahora ni se imaginan”.

En los stands de las principales operadoras y en los de empresas claves en el sector como Ericsson o Intel se repasaron las ventajas de la red 5G. El incremento de velocidad -hasta 100 veces superior que la red 4G- no es el único punto positivo: se trata de una red con mucha más capacidad -pudiendo gestionar un número mucho mayor de dispositivos a la vez-, más eficiente -implica menor consumo de energía- y con menos latencia -menor tiempo de comunicación entre el dispositivo y el servidor-.

La agenda de conferencias, si bien no contó con nombres de tanto gancho como la edición de 2015 o 2016 con el fundador de Facebook Mark Zuckerberg o el CEO de Google Sundar Pichai, sí que reunió como cada año a importantes representantes del sector.

Entre ellos, el fundador de Rakuten, Hiroshi Mikitima. El directivo del que es ahora el principal patrocionador del Barça repasó el modelo de negocio de su compañía -el “Amazon japonés”- y anunció el proyecto de lanzar una criptomoneda, la Rakuten Coin.

“Creating a better future”, el lema de la edición de este año, hacía alusión al poder de la tecnología para mejorar la vida de la gente, pero también conecta con conceptos como la sostenibilidad y la inclusión. La presidenta de la Fundación Naciones Unidas Kathy Calvin recalcó el desafío de ofrecer acceso a la red y a contenido relevante al mundo que todavía vive desconectado. 

Calvin fue una de las muchas mujeres que tomaron la palabra en un escenario que dedicó una de las conferencias finales al reto de avanzar en igualdad de género dentro de la industria.

El futuro de la red 5G

El presidente de Ericsson, habló de “importantes avances” y recordó que el desarrollo de la red 5G es una necesidad para poder canalizar el creciente flujo de datos y dar servicio a un número de dispositivos que crece exponencialmente. Pasado el horizonte de 2020, con el coche inteligente y la casa conectada, se le sumarán muchos otros: incluyendo usos que “ahora ni imaginamos”.

En los stands de las principales operadoras y en los de empresas claves en el sector como Ericsson o Intel se repasaron las ventajas de la red 5G. El incremento de velocidad -hasta 100 veces superior que la red 4G- no es el único punto positivo: se trata de una red con mucha más capacidad -pudiendo gestionar un número mucho mayor de dispositivos a la vez-, más eficiente -implica menor consumo de energía- y con menos latencia -menor tiempo de comunicación entre el dispositivo y el servidor-. 

El Galaxy S9, protagonista, el iPhone X mejor dispositivo de 2017

La ausencia de muchas novedades en cuanto a dispositivos hizo de esta edición una edición más tranquila para muchos de los analistas de portales especializados. Con firmas como LG, HTC o Huawei reservando sus próximos smartphones de gama alta para otra cita, Samsung tuvo el camino mucho más despejado para volver a posicionar los nuevos Galaxy S9 y S9+ como los dispositivos más destacados de entre los presentados en el Mobile World Congress.

Sin embargo, fue Apple quien se llevó los premios más importantes del evento. El iPhone X fue elegido como mejor dispositivo de 2017 y su cámara también se llevo otro galardón. Así, la firma con sede en Cupertino tuvo, paradójicamente, su momento de atención en un congreso en el que se ausenta año año tras año, manteniéndose totalmente al margen de las iniciativas de la GSMA, la asociación organizadora del congreso.

La edición de 2018 sirvió de marco para conocer también las propuestas de otras marcas como Sony (su Xperia ZX2, con un diseño más actual y la apuesta por la tecnología HDR en pantalla y cámara) o Asus (su nuevo Zenfone 5 con una pantalla que recuerda indudablemente a la del iPhone X y una cámara asistida por inteligencia artificial). 

Pero el menor número de novedades, no se tradujo en una menor actividad en las reuniones, los encuentros, las comidas y los eventos de las empresas. Al fin y al cabo, el Mobile World Congress no es solo un escaparate de dispositivos sino también, especialmente, un lugar de debate y encuentro para el sector.

Un sector que continúa sentando las bases de la denominada como cuarta revolución industrial, “todavía en su infancia”. Barcelona ha sido nuevamente un espacio en el que hablar de innovación, conectividad, transformación económica, inclusión, regulación, seguridad… Una ventana a la que asomarse para tratar de esclarecer el futuro más próximo. 

lavanguardia.com. Santi Justel, 1 de marzo de 2018

Usted está en NuCom >> NuCom news >> MWC 2018: a las puertas de la revolución 5G