El Mobile se queda

LA ORGANIZACIÓN RATIFICA SU COMPROMISO CON BARCELONA HASTA 2023 TRAS EL ÉXITO DE ESTA EDICIÓN

Prueba superada. El Mobile World Congress (MWC) seguirá el año que viene en Barcelona. La edición más redonda de la feria ha servido para ahuyentar todos los fantasmas. La GSMA ha confirmado que la próxima edición de la principal cita mundial de la tele­fonía móvil se celebrará en el mismo lugar del 25 al 28 de febrero de 2019 y que no tiene ninguna intención de romper el compromiso firmado hasta 2023.

Las dudas existentes, más entre las administraciones locales que entre los propios organizadores, se han esfumado tras “otro exi­toso Mobile en todos los frentes”, en palabras del consejero dele­gado de la GSMA, John Hoffman. Ha imperado la estabilidad que reclamaba Hoffman y a nivel logístico todo ha salido según el guión previsto, tanto dentro del recinto ferial de l’Hospitalet como fuera. “Se ha vuelto a reafirmar la idoneidad de Barcelona para el Mobile, nunca se ha cuestionado y nadie debe volver a dudar de su continuidad”, celebró ayer la alcaldesa, Ada Colau, a las puertas de la feria mientras los últimos asistentes abandonaban el salón. La alcaldesa de l’Hospitalet, Núria Marín, indica que aspectos como la movilidad “incluso han ido mejor de lo esperado” tras la introducción de mejoras para agilizar el tráfico en el entorno de la feria.

Crece el número de consejeros delegados que asisten al salón para mantener reuniones

El consejero delegado de la patronal que organiza el Mobile solo encontró un defecto. “Lamento que no hayamos podido disfrutar del típico clima agradable de Barcelona”, bromeó Hoffman sobre un tema en el que las administraciones poco pueden hacer y que deslució el espacio de entretenimiento estrenado este año junto al acceso principal pensado para que los congresistas mantuvieran charlas distendidas bajo el sol mientras se tomaban una cerveza y escuchaban música en directo.

El buen funcionamiento a nivel organizativo y el importante volumen de negocio movido en las salas de reuniones de la feria se han impuesto por completo a los miedos de los efectos que podía tener la incierta situación política catalana y la polémica política del plantón de Colau al Rey en la recepción previa al inicio de la feria. “La GSMA tiene claro que una cosa son las discrepancias ­políticas entre instituciones y otra el congreso”, zanjó Colau. Con el paso de los días, el gesto político de la alcaldesa con el Rey quedó como una anécdota para los organizadores.

Colau celebra el buen funcionamiento de la feria e insta a no volver a dudar de la continuidad

La decimotercera edición del Mobile en Barcelona cerró sus puertas con más de 107.000 asistentes de 205 países, una cifra muy similar a los 108.000 del año anterior. Desde que en 2016 se superara la barrera psicológica de los 100.000 visitantes como colofón a un constante crecimiento, los organizadores ya advirtieron de que el objetivo era primar la calidad por encima de la cantidad. Si hasta ahora se destacaba que más de la mitad de los congresistas eran directivos con alto poder de decisión, este año se refuerza la importancia de los asistentes con los 7.700 consejeros delegados presentes frente a los 6.100 de la edición anterior. John Hoffman mostró su satisfacción por “atraer a la audiencia adecuada, con gran cantidad de consejeros delegados, ministros y autoridades reguladoras de gobiernos”.

El punto débil continua siendo la presencia femenina: el 24% de los asistentes han sido mujeres, una cifra baja pero que está por encima de la media de trabaja­doras en el sector y mejora respecto al 21% de la edición anterior.

Grandes compañías ya han reservado los mejores espacios del salón del año que viene

El recinto de Fira Gran Via de l’Hospitalet –el tamaño equivalente a unos cuarenta campos de futbol– está ocupado al completo y los expositores se han visto obligados a ganar metros cuadrados en altura. “El evento no busca crecer y crecer, sino un alto nivel de calidad”, resume el director ge­neral de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga. Así, en la planta baja los expositores muestran el espectáculo más llamativo de cara a la galería y en un espacio su­perior más relajado mantienen las reuniones de negocio, la auténtica razón de ser de los millones que se gastan las grandes multinacionales para estar en Barcelona durante cuatro días.

Estas grandes compañías también han renovado el compromiso con Barcelona. Antes de que cerrara puertas la feria, ayer por la mañana bullía de actividad el discreto espacio de la GSMA en el que se comercializan los metros cuadrados para el salón del año que viene. Diversas multinacionales que ocupan los lugares más vistosos ya han realizado la reserva para la próxima edición, aunque por motivos de confidencia­lidad no dan su nombre. Los hoteleros también tienen habitaciones reservadas para la última semana de febrero de 2019.

Las empresas locales se aprovechan de la fuerza que da el Mobile a la marca Barcelona

Las pequeñas empresas locales también se van del Mobile satis­fechas y con intención de repetir. Oriol Serra, de Nektria, una start-up catalana que este año se estrenaba en el salón, explica que han mantenido más de 60 relaciones en cuatro días, de las cuales un tercio podrían fructificar en las próximas semanas. “El Mobile nos ha permitido abrir puertas al mundo, hemos conocido a gente de Asia y América del Sur que de otra manera habría sido imposible”, celebra Serra.

Más allá de los 471 millones de euros de impacto económico sobre la ciudad que apunta la organización, hay unos efectos que no se miden de manera directa pero que son los más relevantes. El director de Fira de Barcelona constata que “el congreso es una ventaja competitiva para nuestras empresas”. El consejero delegado de la agencia de promoción económica de la Generalitat, Joan Romero, apunta en ese sentido que “gracias al congreso se posiciona el tejido empresarial local a nivel europeo”. Lo confirma Xavi Buscalló, cofundador de Opentrends, una empresa que lleva seis años asistiendo al Mobile. “La marca Barcelona nos da mayor visibilidad internacional y nos ayuda a fortalecer relaciones”, reconoce Buscalló.

El Mobile también ha sido el escenario utilizado por la fundación Mobile World Capital para reforzar la candidatura de la iniciativa 5G Barcelona, que busca convertir la capital catalana en un laboratorio al aire libre de la tecnología que ha de revolucionar el sector. Durante los días de la feria se han firmado diversos acuerdos estratégicos con administraciones públicas de otros lugares del mundo e importantes empresas privadas que ayudarán a concretar proyectos durante los próximos meses.

lavanguardia.com. David Guerrero, 2 de marzo de 2018

Usted está en NuCom >> NuCom news >> El Mobile se queda

2018-10-24T17:26:08+00:002 de marzo de 2018|